Navegación Auxiliar

Redes Sociales Interna

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Las Fortalezas del Sistema Privado de Pensiones

La rentabilidad ganada por las inversiones de los aportes de los trabajadores se deposita directamente en la cuenta individual de cada uno de ellos, haciendo posible que los fondos se multipliquen. Tomando en cuenta que los aportes permanecen durante muchos años en la cuenta del afiliado, veremos que fácilmente se pueden multiplicar mejorando notablemente la pensión que lograrán al jubilarse.

El aporte que realiza el trabajador se registra en una cuenta individual a su nombre, al igual que los aportes, esa cuenta es de PROPIEDAD del trabajador para siempre. Es así que al jubilarse, de los aportes y la rentabilidad saldrá su pensión de jubilación, pero si en algún momento el trabajador fallece, el íntegro del Fondo (aportes y rentabilidad) se destina a generar pensión para sus beneficiarios, o herencia en caso de no tenerlos.

El manejo profesional de las inversiones y las estrictas normas que deben cumplirse al respecto garantizan que el Fondo esté invertido de manera profesional. Así, por ejemplo obedeciendo al viejo proverbio que indica ”no poner todos los huevos en una sola canasta”, el dinero de los trabajadores está invertido en distintas monedas, en instrumentos de inversión seguros, en fondos tanto dentro como fuera del país, etc., diversificándolo y logrando así protegerlo de las crisis. Por otro lado, las normas establecen una serie de controles que deben cumplirse, como las siguientes:

  • A través de límites de inversión establecen los montos máximos por instrumento, por emisor, por tipo de moneda, etc.
  • También a través de criterios técnicos, se establece la calidad de los instrumentos y su clasificación.
  • Se exige que el personal a cargo del manejo de las inversiones sea profesionalmente calificado y con muy estrictos requisitos. Además de la exigencia de mantener aparte sus inversiones personales y las de las familias, evitando conflictos de interés y sancionando las faltas con mucha rigurosidad.

Los requisitos acá mencionados son parte de un conjunto de normas que garantizan que las inversiones sean seguras y rentables. Y como se ha visto ni las más severas crisis pueden causar la desaparición de los Fondos, causando solamente alguna disminución transitoria de la rentabilidad ya ganada, para que transcurrido un tiempo los Fondos recuperen su valor con creces.

El sistema de cuentas individuales le da sostenibilidad al Sistema Privado de Pensiones. En contraste, el problema de las pensiones públicas (sistema de reparto) es que no son financieramente sostenibles, porque se basan en que los jóvenes aportan para las pensiones de los mayores de 65 años, que se pagan cada mes. Actualmente esta estructura no se sostiene porque hay pocos jóvenes –las familias tienen menos hijos- y los mayores viven más. Este cambio generacional causa que existan menos jóvenes y más personas de la tercera edad que pasan a la condición de pensionistas, originando el desequilibrio financiero de los sistemas de pensiones de reparto.

Los gobiernos de varios países en el mundo enfrentan serios problemas financieros debido a la creciente deuda pública de pensiones. Los ejemplos más recientes son los casos de: Grecia, en el que la deuda por pensiones es ocho veces el PBI del país, España en el que la deuda de pensiones es dos veces el PBI.

En cambio el sistema privado de pensiones acumula los aportes de cada trabajador, le da una rentabilidad, que en los 21 años de funcionamiento en el Perú ha sido en promedio de 13%  nominal anual, logrando que las personas tengan fondos de pensiones que les permiten jubilarse dignamente y con seguridad.

Las AFP reportan diariamente los ingresos y los egresos de los Fondos de Pensiones a la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), quien verifica la información, constatando además el cumplimiento estricto de las normas y, si encuentra conforme lo reportado por las AFP, otorga, día a día, la conformidad sin la cual éstas no pueden operar.

Las AFP son las únicas empresas que tienen un control de este tipo y de ese nivel de exigencia, lo que garantiza un perfecto funcionamiento del Sistema y un exacto control del manejo de los fondos. Es importante recalcar que el Sistema Nacional de Pensiones (la ONP) no tiene este control y tampoco está supervisada por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP.

Una característica fundamental del Sistema Privado de Pensiones es que las AFP mantienen una contabilidad de los fondos de pensiones, en la cual se registran los aportes de los trabajadores y la rentabilidad ganada. Los ingresos y egresos propios de las AFP se contabilizan de manera totalmente independiente y separada. Es decir, existe independencia entre la contabilidad de los fondos administrados y la que corresponde a las AFP, cuyos ingresos son las comisiones cobradas a los afiliados.

Por lo tanto en caso de disolución de una AFP, los fondos de pensiones no quiebran, siendo  trasladados a otra AFP bajo la supervisión de la SBS, para que continúe su administración.

Se estima que el 10% del crecimiento del PBI en el Perú se debe a las inversiones de los Fondos de los trabajadores, que ayudan a desarrollar empresa, proyectos de infraestructura, incrementar el empleo y reducir la pobreza. Los fondos de los trabajadores están invertidos en las principales empresas, en los más grandes e importantes proyectos de infraestructura tales como agua, electricidad, puertos, aeropuertos, carreteras, etc.

Además, los Fondos de Pensiones de los trabajadores originan un círculo virtuoso formado por:

  • Los aportes de los trabajadores, que originan (…)
  • Mayor inversión en empresas, las cuales originan (…)
  • Más y mejores empleos, mejorando los ingresos de los trabajadores, que originan (…)
  • Nuevamente mayores aportes de los trabajadores. Y así se reinicia el ciclo virtuoso.

El trabajador tiene completa libertad de elegir la AFP en la que desea estar afiliado. De acuerdo a lo dispuesto en la Ley 29903 de Reforma del SPP, los afiliados que se incorporen al SPP a partir del 01 de agosto de 2013 conforme a la Resolución SBS 4476-2013, deberán afiliarse a la AFP ganadora de la Licitación (AFP Hábitat) y permanecer en ella por el plazo de 24 meses contados a partir de la fecha de su afiliación, pudiendo traspasarse a otra AFP durante el periodo de permanencia obligatorio cuando aquella se encuentre en alguna de las causales establecidas por Ley (rentabilidad menor al comparativo del mercado; quiebra, disolución o liquidación). Esto propicia que exista competencia entre las AFP, orientada a servicios y niveles de rentabilidad en beneficio de los afiliados.

La actividad de las AFP está dedicada únicamente a administrar el dinero de sus afiliados, evitando así la posibilidad de que se produzcan conflictos de interés. Este es un requisito establecido en la legislación, cuyo cumplimiento además es verificado estrictamente por la SBS.

Las AFP envían un estado de cuenta cuatrimestral a sus trabajadores afiliados. Además, los afiliados que cuentan con facilidades de acceso a Internet pueden acceder a su cuenta diariamente o cuando lo deseen.

En esos estados de cuenta se muestra con exactitud el monto de los aportes realizados y la rentabilidad ganada, el tipo de cuenta en la que se encuentra su fondo y en donde está invertido su dinero.

Es importante mencionar que la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP publica un boletín mensual, en el que muestra la información detallada, actual e histórica de las cifras del Fondo y de las Administradoras. Dicha información incluye datos del Fondo así como datos de las administradoras, en un nivel de detalle difícil de encontrar en alguna otra actividad.

Visite también: AFP HABITAT | AFP INTEGRA | PRIMA AFP | PROFUTURO AFP

Mapa del Sitio | Aviso Legal